Ver perfil

Una Vida Ideal #41 - Por qué estoy rechazando trabajos de 60.000€

Una Vida Ideal #41 - Por qué estoy rechazando trabajos de 60.000€
Por Newsletter Una Vida Ideal • Publicación #24 • Visualizar online
El precio de la libertad; ¿Qué hay detrás de la incertidumbre?; Si quieres dinero, tienes que llevarte bien con la incertidumbre

La relación entre libertad e incertidumbre está presente en la mayoría de decisiones que tomamos en la vida.
Quien aprenda a manejarlas, acabará sacando el máximo partido a su tiempo y dinero. Y es por esto que estoy rechazando trabajos de 60.000€.
Me explico en detalle más adelante.
Patrocinador de esta newsletter: Ayuda Efectiva
¿Donas a ONGs? ¿Te gustaría donar sabiendo que tu ayuda no solo va a llegar, sino que va a conseguir el máximo impacto posible?
 Esto es precisamente lo que hace la fundación Ayuda Efectiva: seleccionan y financian los proyectos humanitarios que, con unos mismos recursos, salvan más vidas o ayudan más a más personas.
Solo financian programas con datos de efectividad fiables y con una excelente relación coste-efectividad (verificada independientemente). En su página de donación puedes calcular qué impacto tendría tu ayuda. Además, cada trimestre recibirás un informe con tu impacto acumulado. ¡Dona con la cabeza además del corazón!
Si quieres patrocinar una edición de newsletter y llegar a miles de personas interesadas en las finanzas personales, inversión y mentalidad como tú, escríbeme aquí.
El precio de la libertad
Si todo va bien, en abril de 2023 acabaré mi doctorado y empezaré a dedicar el 100% de tiempo a mis proyectos en internet, como este de Una Vida Ideal.
Sabiendo que en los puestos de postdoctorado en Austria se cobra 60.000€ y que lo que hago en internet no tiene nada que ver con lo que me he especializado durante estos últimos 10 años, pensarás que estoy loco.
Pero no lo estoy. O no mucho, eso creo.
Voy a hacer una apuesta asimétrica, de esas que ya te he hablado tantas veces en otras newsletters.
Una donde tengo mucho que ganar y si pierdo, las pérdidas están acotadas.
Esta decisión no la he basado únicamente en los ingresos. Si así fuera, está claro que lo más seguro es seguir ejerciendo de teleco.
Han entrado más factores, como querer más libertad (geográfica y con mi tiempo), el reto personal y la oportunidad de ser más creativo con mi trabajo.
Pero la libertad tiene un precio: la incertidumbre. Y es un precio alto, vamos a verlo.
¿Qué hay detrás de la incertidumbre?
Cuando tomamos una decisión para ganar libertad, tenemos que estar preparados para lidiar con la incertidumbre, porque van de la mano.
Esto se da en multitud de escenarios:
  • Dejar tu trabajo para emprender.
  • Dejar de manejar tu dinero como la mayoría de gente y empezar a invertir.
  • Vivir viajando por el mundo trabajando en remoto en lugar de establecerse en un sitio fijo.
  • Incluso dejar a tu pareja con la que no estás del todo a gusto para buscar una relación que te llene más.
Cuando tomas una decisión que te va a dar más libertad, tienes que prepararte bien para lidiar con la incertidumbre.
¿Cómo lo hacemos?
Primero, hay que entender que la incertidumbre no es mala per se. Trabaja en ambas direcciones, amplificando lo bueno y lo malo.
Si queremos tener la incertidumbre de nuestro lado, tenemos que intentar maximizar el posible impacto de lo positivo y minimizar (o acotar) el daño de lo negativo.
No nos quedemos en la teoría. Te pongo mi caso como ejemplo:
Maximizar el impacto de lo positivo en mi caso es no poner techo a mis ingresos, exponerme a oportunidades saliendo del anonimato y dedicarle las horas necesarias a intentar despegar el proyecto, que son muchas.
Además de aprovechar la oportunidad de crecimiento personal que te da organizar el 100% de tu tiempo, que no todo es trabajo.
Minimizar y acotar el daño de lo negativo es incluso más importante.
En mi caso, me voy a dar un año de libertad total para ver si mis proyectos despegan. Financieramente todo lo mal que me pueda salir es que perderé lo que gasto en un año, que tampoco es mucho.
No voy a tocar mi inversión. Esa sigue rodando. Y en un año de rentabilidad media ya me cubriría gran parte de mis gastos.
Además, mantengo contactos dentro de mi industria, por si en un año tengo que volver. No pasaría nada, no me he cerrado puertas. Si mis proyectos no salen bien, pongo un post en Linkedin, pregunto a unas cuantas personas y sé que voy a tener opciones. No quemo puentes.
¿Entiendes por dónde voy con lo de minimizar y acotar pérdidas?
Esto se puede aplicar a cualquier situación de las que has visto antes. Como por ejemplo, en la inversión.
Maximizar lo positivo es invertir en productos de calidad a largo plazo.
Podrías invertir en el fondo que te recomienda tu banco o meterlo todo en bonos del estado, y algo más de dinero seguramente tendrías que dejándolo parado.
Pero para qué ir en un Fiat cuando puedes ir en un Porsche que encima te cuesta menos.
Fondos indexados (o ETFs) a largo plazo con un perfil de riesgo que se adecúe a tus circunstancias (aunque si vas a largo plazo, cuanto más renta variable, mejor) y a volar.
O empresas de dividendos crecientes. Eso sí, mejor en un país con fiscalidad favorable al dividendo, de lo contrario estás frenando tu progreso.
De nuevo, toca la parte más importante, minimizar y acortar las pérdidas.
Si inviertes de manera diversificada, que quiebre una de las mil empresas que llevas en cartera, te da exactamente igual.
Además, si inviertes únicamente el dinero que no necesitas, dejando una parte líquida y disponible para emergencias, te evitarás tener que sacar de los fondos cuando quizás atraviesan un bache de rentabilidad.
¿Qué decisiones estás afrontando o esperas afrontar en los próximos meses? Seguramente una de las opciones te de más libertad, aunque también más incertidumbre.
Te animo a que reflexiones sobre cómo puedes maximizar ganancias y minimizar o acotar las posibles pérdidas en esa decisión.
Si quieres dinero, tienes que llevarte bien con la incertidumbre
Conforme más experiencia tengo, más observo la correlación entre incertidumbre e ingresos.
Quien verdaderamente puede disparar sus ingresos son los que emprenden algún proyecto, cuando el dinero que gana no depende del tiempo que dedique.
Pero también existe esta correlación entre incertidumbre e ingresos dentro del trabajo por cuenta ajena.
Aquellos que se atreven a proponer nuevas soluciones dentro de una empresa y dar un paso adelante liderando tenderán a avanzar más.
Proponer genera incertidumbre: no sabes si tus ideas tendrán éxito o harás perder el tiempo a la gente. Liderar también te genera muchas dudas sobre si serás capaz de tomar las decisiones adecuadas.
Sin duda alguna, la incertidumbre mínima llega haciendo tu trabajo sin destacar para bien ni para mal. Sin asomar la cabeza.
Y aunque no hay absolutamente nada de malo en ello, sí que limita tus ingresos.
También lo vemos con el manejo de nuestras finanzas personales.
Aunque al principio a todos nos da algo de miedo el mundo de la inversión (porque nadie nos lo ha enseñado y en la cultura popular hay muchos mitos), buscamos más libertad financiera a cambio de la incertidumbre de los mercados.
Sí. Este año podría caer la bolsa un 50% y que tu patrimonio se quede tiritando. Al igual que podría subir un 150% en la próxima década.
La incertidumbre siempre va a estar ahí, pero sabes que si inviertes a largo plazo la incertidumbre se convierte en tu amiga, porque pasa a actuar a tu favor.
Y no hay nada más poderoso que tener a la incertidumbre de tu lado.
Un abrazo,
Jesús de Una Vida Ideal.
¿Te ha gustado?
Newsletter Una Vida Ideal

Aquí hablamos de inversión, finanzas personales, mentalidad y psicología de la vida diaria: la educación financiera llevada a otro nivel.

Si quieres aprender a manejar tu dinero de la mejor manera posible y dar pasos hacia tu vida ideal, te interesa suscribirte.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Newsletter Una Vida Ideal.